El pez globo: un manjar tóxico


El pez globo, denominado sahimi de fugu, es uno de los platos fa-
voritos de los japoneses. Cuenta la leyenda que el pez globo estuvo
prohibido en Japón entre los siglos XVII y XVIII porque mucha gente
moría al comerlo en casa. Incluso los pescadores más pobres lo con-
sumían a escondidas a pesar de no ser legal y del peligro que podía
conllevar hacerlo al poner su vida en riesgo.

El gobierno de Japón decidió legalizarlo con la condición de que su
captura y consumo rigieran bajo una estricta normativa.
Dentro de la denominación pez fugu se engloban varias especies de
la familia Tetraodontidae, las cuales se consideran bastante venenosas.
Una de sus principales características es la forma redonda que adopta
el pez para escapar de sus depredadores hacia la superficie cuando se
siente amenazado. La toxicidad es la capacidad para poder producir
efectos muy perjudiciales sobre un ser vivo. Puede parecer un poco
ilógico, pero el fugu se considera el pez más tóxico del mundo a la vez
que el más caro, por lo que su preparación debe realizarse con un espe-
cialista de una manera muy cuidadosa.

 Ahora mismo os podríais preguntar – Si es tan peligroso y caro, 

¿por qué se cocina y se consume?

El pez fugu se consume principalmente por tradición, pero también
tiene un grado de morbo que hace que sea curioso comerlo. Se con-
sume  durante una época del año concreta o para celebrar ocasiones especiales. 
Como decíamos anteriormente, su preparación y manejo exigen al chef
una dura disciplina aprendida durante varios años y disponer de una li-
cencia.
El precio de este manjar suele ser indicativo dependiendo de si nos en-
contramos ante un restaurante que sirve auténtico fugu tratado por un       especialista y pescado en alta mar, o bien pescado de piscifactoría, pro-
ducido sin su famoso veneno, lo cual su precio tiende a ser menor.

 

Pocas intoxicaciones, pero mortales

Es cierto que no es frecuente que la gente se intoxique comiendo
este pez, pero cuando esto ocurre, tiende a expandirse la noticia por
todo el mundo. En 2009 siete personas resultaron envenenadas por
comer pez globo en un restaurante donde el cocinero no tenía la li-
cencia necesaria para su manejo. Los clientes perdieron el conoci-
miento tras sufrir una parálisis en las extremidades y problemas res-
piratorios.
Ahora el fugu está reglamentado en todos sus aspectos, desde la ex-
tradición, otorgando permisos sólo a criadores expertos, pasando por
la preparación en restaurantes autorizados. El simple roce del cuchillo
por el hígado y luego por la carne es una contaminación segura. Inclu-
so, los residuos tóxicos que deben ser destruidos en contenedores es-
peciales en cada restaurante.

Dejar un comentario




Sale

Unavailable

Sold Out